lunes, junio 11, 2007

Superficie Lunar

A orillas de la luna
me siento a observarte
cuando ríes, cuando callas,
cuando cantas en la madrugada.


A orillas de la luna
siento el vértigo de tu ojos
navegando a favor del viento
que no sopla hacia aquí.


A orilla de la luna
es fácil distinguirte,
si entre tantas cicatrices
hay una que no quiere herirme.


A orillas de la luna
puedo serte fiel
si apareces sin querer
imitando mi sonrisa.


A orillas de la luna
me siento en el borde
disfrutando el desborde
de mi llanto agitado.


A orillas de la luna
desperté, después de dormir
mil noches sin sueño
enhebrando mis días a ti.






5 comentarios:

Lady Mejoralito dijo...

No estoy.
No la conozco.
No quiero conocerla.
Me repugna lo hueco,
La afición al misterio,
El culto a la ceniza,
A cuanto se disgrega.
Jamás he mantenido contacto con lo inerte.
Si de algo he renegado es de la indiferencia.
No aspiro a transmutarme,
Ni me tienta el reposo.
Todavía me intrigan el absurdo, la gracia.
No estoy para lo inmóvil,
Para lo inhabitado.

Cuando venga a buscarme,
Díganle:
"se ha mudado".
O.G

Rodavlas dijo...

A orillas de la luna.. entre mis dedos escribo que me encantó este post....

Saludoooosss

sherpa dijo...

a orillas de la luna sigo soñándole....y siento que no estamos tan lejos....
un abrazo ....precioso texto

amoremachine dijo...

..la luna sabe a poco...y el sol cuenta los días...

bsoles.

RAFAEL REYES dijo...

Yo iría a por la Luna.
Un abrazo,amiga.
Gracias por tus paseos por mis playas abandonadas.