viernes, marzo 02, 2007

Descanso

Muchas veces se me hizo difícil encontrar el equilibrio, más bien, mantenerlo después de lograrlo.

En estos días pasados por sorpresivos descansos laborales y profundas ausencias no habituales me encontré con tiempo de sobra y sin nada que hacer.

Decidí entonces no hacer nada, no es un trabajo fácil ese, al menos para mi, que el tiempo me lleva de los pelos apurando mi paso.

Pensaba esa tarde en disfrutar del placer de no hacer nada y busque una posición cómoda, un ambiente agradable y por supuesto, un fumarrillo.

El pequeño bosquecillo del fondo de mi jardín estaba a mi entera disposición para cubrir mis deseos de contemplación interna.

Me recosté en las voluptuosas raíces del Ombú y fue sorprendente en la forma que mi cuerpo se acomodo en ellas. Parecían diseños exclusivos, ambos.

Con los ojos cerrados por puro deseo imaginario, me deje llevar por el amplio sonido del silencio que nada tenia de absoluto.

Lentamente sentí como todo se acomodaba, la calma no aparente sino completamente llena de vida y movimientos suaves, como caricia fresca del viento en estos días de verano, envolvió mi alma.

Abandone mi cuerpo, por un instante solo, desplegué mis alas a poca altura y por ahí permanecí.

Mimetizándome naturalmente, deambulando entre hojas verdes y movedizas, que se agitaban solo para mecerme.

No había dolor, no había sonrisas, solo gestos de placer adormecidos,
y algunas hormigas negras paseándose por mi cuerpo.

Yo no estaba allí, podrían disfrutarlo sin mis manos molestas y yo las disfrutaba desde arriba también.

Mas tarde, me despertó el reloj de las obligaciones, en la mejor parte de la canción de cuna que cantaba la naturaleza para mi.

Descendí y me uní a mi cuerpo descansado, es increíble como todo encaja y se acomoda sin esfuerzos.

Y fui de nuevo un Todo en movimiento, donde nada permanece quieto, ni yo.

Todo en constante equilibrio.

Sonriendo desde lo profundo,
sonriendo con mi Alma,
en calma,
me fui.

14 comentarios:

Amor dijo...

Si te fuiste dime por dónde andas, si eso paso, te recojo y nos tomamos un café. ¿Vale? Un beso, de
amor

AleXandra dijo...

Qué bonitos y qué necesarios son esos momentos... hace mucho que no tengo uno :(
(De hecho me acostumbré a fumar parada al lado de la ventana de la cocina... me resulta extrañísimo fumar sentada y cómoda..)
Besos :)

C a r o dijo...

en mi vida he sentido algo tan reconfortante como parece eso...
& gracias por el comentario , intentare conocerme a mi misma , y queda mucho tiempo , aun soy joven ..eso creo :P

rocanlover dijo...

amor, no sabría decirte por donde ando, es que no todos los caminos tienen nombre, mas éstos que son tan raros como desconocidos.
Pero su invitación, es tan tentadora que veré si me ubico en alguna zona geográfica, después te aviso ;).


alexandra, sí que son necesarios y sí que son bonitos y sí también que se pueden encontrar en muchos lugares, cada uno con su forma, sonido y color....solo hay que regalarse un poquitín de tiempo y predisponerse a disfrutarlos....


caro, nunca es tarde para nada, mientras estemos vivos. Bienvenida a este pequeñito espacio, espero que lo disfrute.
:)

Abrazos, Abrazos Para Todos.

Gabrielus dijo...

Amiga:
Hermosa experiencia en el ombú. Yo jugaba de chiquito en uno en el campo de mi abuelo. Tienen mucha "personalidad" además de ser grandes. Sé que viviste tal cual lo que contaste.
Beso y gracias por tu visita.

rocanlover dijo...

gabrielus, si, es como un tremendo brote de la madre naturaleza en la superficie de la tierra, y en este lugar tan especial, ya creo que soy una persona con suerte. :)

gracias por pasar.:)

Juan Solo dijo...

Qué genial es eso de dejarse ser, y no ser nada ni nadie, pero ser todo a la vez. Te felicito por haber podido encontrar el espacio. Y por escribir tanto :)

rocanlover dijo...

Juan solo: muchas gracias por sus felicitaciones y por haber pasado por aqui, me alegra mucho, sépalo.

Un Abrazo.

Lágrima del Guadiana dijo...

Todo un regalo para los sentidos...

Deliciosa mímesis

Un beso

Gabrielus dijo...

Amiga:
Te deseo un Feliz día de la MUJER!!
Besos!

Mar-c D´Onofrio dijo...

Como cuando estamos
dejando el mañana, (hoy)
y entre hojas nunca voy
y nunca voy adonde vamos

El momento aquel que amamos
que decimos "hoy no soy
ni un minuto, ya por hoy"
y ese mundo, lo olvidamos

El constante equilibrio
nos acerca a los extremos
del sonido más sombrío

El descanso lo queremos
y viajar es un delirio
que es tan sano, y lo sabemos.

(Disculpen ustedes la improvisación del soneto, pero quería acompañar, casi sin pedir permiso, el lindísimo texto publicado por Rocanlover. Un saludo para ella.)

carmen dijo...

Que sabia es la vida...siempre aterrizas dónde has de estar.
Encontrarme con tus palabras han formado parte de ello.
Que paz el leerte.

rocanlover dijo...

Lagrima del guardiana: Un regalo, y de los mejores, gracias por sus palabras.


Gabrielus: Muchas gracias, amigo.


Mar-c: gracias por tus palabras, no necesitas permiso para dejarlas volar , mas cuando nacieron aqui, bajo la luz de la nada.

Carmen: Usted si que me sorprendio, apareciendo de la nada con tan calidas palabras.Se agradece.

Visite tu blog y no me dejo comentar, pasare por ahi mañana.


Grandes abrazos a todosssss

Javi dijo...

Realmente sí que es relajante ese momento que describes. Y la suerte que tienes de estar tan cerca de la Naturaleza.
Gracias, me ha gustado este pequeño viaje por tus verdes y apacibles ensueños.
Un abrazo