miércoles, enero 31, 2007

Lo vimos caer

LO VI CAER , EL TIEMPO SE HIZO LENTO ANTE MIS OJOS. POR UN MOMENTO NO PENSE, SOLO MIRE COMO LAS BURBUJAS SUBIAN A LA SUPERFICIE, ALTERANDO EL EQUILIBRIO DE ESE EXTRAÑO MAR.
APENAS QUEDABAN RASTROS DE SU BRILLO, CUANDO REACCIONE.
SU DISTORCIONADO CUERPO, TENDIDO EN LAS PROFUNDIDADES, COLOREABA FORMAS EN EL FONDO DEL TURBIO SUELO. ME PARE Y MIRE AL CIELO.¿ERAN, LAS BLANCAS NUBES DEL VERANO, LAS UNICAS TESTIGOS DEL HUNDIMIENTO?

4 comentarios:

Alunizado dijo...

Buen contraste el de las blancas nubes del verano al final.Me gustó mucho el texto.

Gracias por tu visita y por el comentario.

Te leo.Saludos!!

rocanlover dijo...

Bienvenido, alunizado, a este pequeño blog de principiante.
Le digo que: desenladrillar el cielo no es trabajo facil, pero...¡vamos a intentarlo!

Gracias por pasar.:)
Saludos.

eggy dijo...

El título del blog (ecos), eso que cayó al mar, tu visión, las nubes, pienso: ¿cuántos testigos hacen falta para que una caída sea tal?, ¿será que lo que mas nos hunde a veces es la mirada del resto más que el fracaso en sí?
Ando muy preguntón hoy, no me des bola, jajaja.
Buenas letras, nos leemos.
Besos!!

rocanlover dijo...

eggy, bienvenido!!
A ver, si me salen algunas respuestas:
-No creo necesarios demasiados testigos para semejante hundimiento.
Y si, podria ser que nos hunda mas la mirada ajena, especialmente la mas cercana, de la que mas esperamos y con la que pocas veces contamos.Esa creo que es la que mas lastima.

Gracias por venir.:)