jueves, enero 18, 2007

Conmigo y de mi

Voy a hablar conmigo, con mis uñas cortas y desteñidas, con mi pelo largo, con algunos rulos y su color borgoña intenso, con mi segundo nombre que nunca quiero decir, con mis recuerdos de la infancia, y los que vinieron después, con mis deseos, con lo que no quiero, con lo poco que tengo, con mis pies descalzos y mi mente estimulada.En mi pequeño espacio voy a dar vueltas, voy a buscarme una vez mas, no es que perdí el rumbo, es que los desvíos me pierden, las canciones me llevan, a donde no estoy; y miro mis ojos, que están tristes hoy, porque me extrañan, me extrañan a mi.

3 comentarios:

Amor dijo...

Si tus ojos te extrañan yo te busco, y te reencuentro en mí, en mi
Amor

Kraepelin dijo...

Ven a hablar, contigo,
desde la uña a los pelos,
rulo intenso, recito...

No! no es Borgoña vergüenza,
si bien en gallego parece,
Vergoña sería ¿por un nombre?

Ahhh la niñez, intensa, dura, resabida,
adios inocencia,
de la mano se la lleva,
Ahhh la adolescencia...

Deseo.. deseo... deseo...
no desear, sin también querer,
o mejor poder soñar...
...soñar con ser!!

Ay, me conformo con ser,
sin tener,
solo desnudos pies,
pensamientos, ideas,
como ciempiés, por mi cabeza...

giro la psike y salgo,
y sale, y otra!, otra más...
No es rumbo perdido,
es existencialidad,
entrañarme con otro...
otros... tantos...
por la felicidad!


Claro que es tremenda la vida, enorme, preciosa... pero lo es así
porque tenemos que tener nuestros momentos...
mis soledades, dolores, penas... yo me los limpio...
Tiene que ser así,
por lo que se aprende, crece,
desde la emoción,
esa psike que gyra y gyra,
y sale una! y otra!

Si es cierto que todo debería fluir más,
pero hay demasiados tropezones.

Disfruta de todo, que lo todo te disfrutará a ti...

biquiño!

me encantó tu contigo de ti...


Claro que la vida

Kraepelin dijo...

...es maravillosa