miércoles, febrero 21, 2007

De un viaje

Desde la mañana
media nublada
estuve viajando hasta la noche.
Entre idas y venidas,
subidas y bajadas,
me fui perdiendo entre los coches.


Llegamos allá y te dejé,
te dejé allí donde querías estar
y entre idas y venidas
me llevé
el beso fresco que atrapé,
de tu minúscula mano.


Volví pensando
sin encanto
vagando en caminitos de mi mente
tratando de encontrarme en soledad,
cuando al llegar, la cruda realidad
me sorprende con su paso.


Abro los ojos con disimulo,
despierto.
Alguien hace unas señas a lo lejos,
entonces la vi, a ella pasar, por allá
no me vio, no, pero yo si , la seguí
la seguí y la alcance y sonreí,
me sonreí.

2 comentarios:

Acus dijo...

Es curioso, parece que tu cuerpo y tu mente se han separado en el espacio-tiempo, y mientras tu cuerpo caminaba entre la rutina, tu mente vagaba sin rumbo fijo. Y por fin, el reencuentro entre mente y cuerpo te hizo volver a la realidad...

¡Saludos Rocanlover!

rocanlover dijo...

acus, si es curioso, porque si bien nada mas relataba un dia extraño, es totalmente cierto que mi mente y mi cuerpo se separan en el espacio-tiempo y todo lo demas aun mas.

¡Gracias por pasar!